Sociedad de Ingenieria de Tasación de Venezuela
 
Inicio
Haga click para visitarnos
HISTORIA
»MISION »VISION »VALORES
Entrar BOLETIN INFORMATIVO

 

El 18 de Julio de 1.985 se fundó la Sociedad de Tasadores de Venezuela, Seccional Centro, hoy Soitave Carabobo, con sede en la Ciudad de Valencia. Su primera Junta Directiva quedo constituida de la siguiente manera:

  • Presidente: Ing. Golfredo Dugarte Moreno
  • Vice-Presidente: Ing. Germán Saer Sarquiz
  • Secretario: Ing. Enrique García Grooscors
  • Tesorero: Ing. Omar Rodríguez Izquierdo
  • Vocal: Ing. Leopoldo Giménez Ramírez

La juramentación de esta primera Junta Directiva estuvo a cargo del Ing. Néstor Belfort Vera, presidente de SOTAVE nacional, con la presencia de los demás miembros de esa Junta Directiva: Ing. Abraham Gutiérrez, Vice-Presidente: Ing. Martín Fossa, Secretario; Econ. Sixto López, Tesorero; Arq. Gianni Cacitti, Vocal.

 

La Seccional del Centro fue la segunda Seccional Regional instalada, después de la de Occidente, con sede en la ciudad de Maracaibo, fundada en 1982 y que abarcaba, además de los Estados Zulia y Falcón, los Estados de la zona andina. Por su parte, la Seccional del Centro estaba integrada por los Estados Aragua, Carabobo, Cojedes, Yaracuy y Lara. Se pensó en una oportunidad en fundar también la Seccional Regional de Oriente, integrada por los Estados Anzoátegui, Sucre, Monagas, Nueva Esparta y Bolívar, pero este proyecto quedó aplazado. Con el tiempo, estas Seccionales Regionales, a medida que fueron creciendo en membresía, se fueron transformando en Seccionales Estadales, gracias al dictado cada vez más intenso y extenso, de los cursos válidos para ingresar a SOTAVE.

SOTAVE misma, que siempre estuvo adscrita al Colegio de Ingenieros de Venezuela, sufre en el año 1989 una transformación bien importante. Hasta ese año, SOTAVE estuvo integrada por profesionales de la tasación pertenecientes a diferentes carreras universitarias, entre ellas, Ingeniería, Economía, Derecho, Contaduría Pública, Agrimensura, etc, e incluso, algunos peritos avaluadores que no poseían un título universitario. Ocurrió que la Junta Directiva del C.I.V. de ese entonces emplazó a SOTAVE a definir su posición ante el Colegio, tomando una determinación a este respecto:

Todos los miembros de SOTAVE son profesionales inscritos en el C.I.V., o la Sociedad abandona la sede del Colegio. Ante este categórico emplazamiento, se realizaron varias asambleas para tratar el asunto. Algunos se inclinaban por la idea de dejar la sede del Colegio y establecer una nueva ubicación independiente, manteniendo la diversidad de profesiones existentes dentro de SOTAVE. Sin embargo, la mayoría se pronunció, incluso los no ingenieros, por mantener la Sociedad dentro del Colegio, sometiéndola al condicionamiento impuesto por el mismo, esgrimiendo como razón de esta decisión el hecho comprobado de que el prestigio y reconocimiento que ostentaba SOTAVE dentro de la comunidad, se debía en buena parte, a su afiliación al Colegio de Ingenieros de Venezuela.

Esta transformación incluyó los siguientes aspectos:

1) Se cambia el nombre de Sociedad de Tasadores de Venezuela (SOTAVE) por el de Sociedad de Ingeniería de Tasación de Venezuela (SOITAVE).

2) En adelante, las únicas personas que pueden ingresar a SOITAVE son los profesionales que estén inscritos en el Colegio de Ingenieros de Venezuela y hayan aprobado el Curso de Admisión.

3) Los miembros no inscritos en el C.I.V. que pertenezcan a SOTAVE, permanecerán dentro de SOITAVE.

4) SOITAVE se reserva el uso del nombre SOTAVE.

5) Se reforman los Estatutos de la Sociedad y se adaptan a la nueva estructura de SOITAVE.

A partir de este momento, el crecimiento de SOITAVE ha sido grande; pero también la calidad de sus miembros es cada vez mayor, dada la exigencia de los requisitos que ellos deben cumplir para su ingreso a la Sociedad. Es oportuno hacer aquí un recuento de cómo nace la Sociedad de Tasadores de Venezuela (SOTAVE) y la Unión Panamericana de Asociaciones de Valuación (UPAV).

En 1889 se funda en la ciudad de Lima el Cuerpo Técnico de Tasaciones del Perú (C.T.T.P.), el gremio relacionado con la tasación más antiguo y prestigioso del continente. La supremacía de esta institución aún se mantiene a nivel mundial, no sólo por su organización sino por la fuerza jurídica de su constitución, pues fue creado por Ley de la República del Perú. Con ocasión de celebrarse el 60º Aniversario del C.T.T.P., se realiza en Lima en el año 1949, la Primera Convención Panamericana de Valuación, en la cual se crea la Oficina Permanente Panamericana de Valuaciones.

Posteriormente, en el año 1957, en la oportunidad de celebrarse la IV Convención Panamericana de Valuación en la ciudad de Chicago, USA, se crea la UNION PANAMERICANA DE ASOCIACIONES DE VALUACIÓN (UPAV).

 

Es éste el acontecimiento que estimula, a partir de esa fecha, la creación de las diferentes Sociedades o Asociaciones de Valuación o Tasación que hoy en día existen en todos, o casi todos, los países de la América.

En septiembre de 1964, siendo presidente de la Asociación de Agrimensores de Venezuela (AAV) el Agrim. Aurio Ramón Nava Puente, esta Asociación promueve la realización en Caracas de un curso de Catastro, Valuación y Agrimensura Legal, dictado por el Profesor Joaquín Gorriarán, docente de la Cátedra del mismo nombre en su país de origen, Uruguay.

Ese mismo año de 1964, en un Congreso que formó parte de los actos de celebración del 75º Aniversario del C.T.T.P., en la

 
 

ciudad de Lima, Perú, Venezuela estuvo representada por un grupo de profesionales de la valuación, pertenecientes al Colegio de Ingenieros de Venezuela, a la Asociación de Agrimensores de Venezuela y a la Contraloría General de la República, siendo ellos, el Sr. Alberto Angulo, Sr. Francisco Castillo, Agrim. Rubén Manzur Pacheco, Agrim. Pedro Moreno, Sr. Pedro Mendiri, Lic. Luis Hurtado y Agrim. Germán Añez Otero.

Al regreso de este Congreso, la decisión estaba tomada. Este mismo grupo de avaluadores se encargaría de fomentar la creación en Venezuela de una Asociación que agrupara a los peritos y expertos en el campo de la tasación. Es así como el 12 de febrero de 1965 se funda la Sociedad de Tasadores de Venezuela (SOTAVE), contando con el auspicio de la Asociación de Agrimensores de Venezuela, de la Contraloría General de la República y del Colegio de Ingenieros de Venezuela, institución ésta que de inmediato puso a disposición de SOTAVE un local para su adecuado funcionamiento. El Acta Constitutiva fue firmada por 27 miembros fundadores, siendo el Nº 1 el Agrimensor y después Ingeniero Civil Rubén Manzur Pacheco, designado como Presidente Constituyente.

Desde entonces, SOTAVE y posteriormente SOITAVE, ha desarrollado una intensa labor en la realización de cursos, jornadas y congresos nacionales, y ha participado en gran cantidad de congresos, convenciones y otros eventos internacionales. Entre éstos, es justo mencionar por su trascendencia el Primer Curso Avanzado de Tasación, dictado en Caracas en el año 1965 por el eminente tasador norteamericano Dr. Frederick Babcock. Otros tasadores de renombre internacional como Mario Eduardo Chandías y Dante Guerrero (de Argentina), Benigno Carmona (de México), David Levin (de Estados Unidos), José Carlos Pellegrino y Helio De Caires (de Brasil), Mauro Ravines (de Perú), Carlos Meyer Monserratte y Rubén Manzur Pacheco (de Venezuela), para nombrar sólo algunos, han nutrido durante años con sus conocimientos y su vocación docente, no sólo a la Sociedad de Tasadores venezolana sino a todas las Asociaciones de tasación de los países americanos agrupados en la UPAV.

El 19 de julio de 1965 se realizaron las Primeras Jornadas Venezolanas de Catastro y Valuación. Luego, entre el 18 y el 25 de octubre de ese mismo año 1965, se llevó a cabo en Buenos Aires, Argentina, el VII Congreso Panamericano de Catastro y Valuación, en el cual la delegación venezolana solicitó para Venezuela la sede del siguiente Congreso, lo cual fue aprobado. En consecuencia, el VII Congreso Panamericano de Valuación y Catastro fue realizado en julio de 1967 en Caracas, en la sede del Colegio de Ingenieros de Venezuela. A partir de este Congreso y durante 15 años, la Secretaría Permanente de Información de la UPAV funcionó en Caracas. En noviembre de 1995, Caracas es sede de un Congreso Extraordinario Panamericano de Valuación, el cual contó con la participación de una numerosa delegación proveniente de diversos países americanos.

 
 

En octubre del año 2000 se realizó con todo éxito en la ciudad de Porlamar, Isla de Margarita, Estado Nueva Esparta, el 19º Congreso Panamericano de Valuación. Igualmente, en el año 2001, durante los días 11, 12 y 13 de octubre, se realizó en el Hotel Intercontinental de Valencia el Congreso Extraordinario UPAV 2001, junto con el VIII Congreso Venezolano de Valuación y Catastro, organizados por la Seccional Carabobo de SOITAVE.

Con este apretado recuento histórico hemos querido hacer un recorrido general por la trayectoria institucional tanto de SOITAVE nacional como de la Seccional Carabobo, para el conocimiento gremial de todos nuestros afiliados y relacionados.

Realizado por:
Ing. Golfredo Dugarte Moreno
C.I.V. Nº 5893 - SOITAVE Nº 160

ARRIBA
 
 

MISION

 

Seccional, vigilante de las actuaciones de sus agremiados a fin de garantizar transparencia en el desempeño ético y profesional, siguiendo las directrices dictadas por Soitave Nacional.

 
 
 

VISION

 

Seccional orientada a garantizar de manera organizada y proactiva la eficiencia, mediante procesos de EXCELENCIA, haciendo posible alcanzar metas y contribuir al crecimiento integral de la colectividad.

 
 
 

VALORES

 

Los Valores de Soitave, Seccional Carabobo están basados en catorce (14) pilares fundamentales, necesarios en el camino de la excelencia para la trayectoria; Como pueden observarse empiezan con las iniciales del nombre de Seccional de allí la importancia como cimiento para la gestión efectiva:

Solidaridad => Ayuda mutua, sin esperar nada a cambio
Orden => Disposición metódica de las cosas
Integridad => Ser Integro y desinteresado
Talento => Tener aptitudes naturales
Avanzada => Con ideas originales
Veracidad => Calidad para tener sinceridad
Excelencia => Camino que se sigue hacia la perfección

Comunicación => Medio efectivo para lograr buena información
Amistad => Lograr una verdadera afinidad
Razón => Capacidad de discutir y juzgar
Autorrealización => Fijar metas y lograrlas
Bondades => Tener capacidad para hacer el bien
Obediencia => Ser capaz de someterse a la voluntad ajena
Bienestar => Lograr vivir con comodidad
Objetividad => Lograr la imparcialidad

Para concluir, se han definido una serie de Valores Ocupacionales que propician el desempeño excelente de las funciones de la Seccional, necesarios para cumplir cabalmente las actuaciones de cada uno de los miembros, ellos son:

  • Colaboración: es el trabajo en equipo para lograr los fines trazados, abordando los retos de manera compartida.
  • Mejoramiento: es la búsqueda continua para ejercer con excelencia la función
  • Seguimiento: son las revisiones y apoyo proactivo de las acciones emprendidas y las recomendaciones formuladas.
  • Disciplina: son todas las actuaciones oportunas enmarcadas en las disposiciones legales y administrativas vigentes.
  • Voluntad: es el valor que activa los engranajes del capital humano.
  • Esfuerzo: es el manifiesto de querer hacer las cosas bien, con el fin de cumplir las metas e ideales definidos.
  • Honestidad: es la búsqueda continua de la transparencia en la administración de los fondos de la Sociedad, mediante actuaciones eficientes y oportunas.
  • Profesionalismo: Es el empuje que caracteriza el desempeño en forma oportuna, creativa e interdependiente, mediante decisiones y acciones con valor, prudencia y confianza, manifestando entereza ante la adversidad en la defensa de ideas y acciones que favorezcan los intereses.
  • Responsabilidad: son nuestras actuaciones lo primero, por encima de cualquier cosa las cumplimos y asumimos con firmeza las consecuencias de nuestras decisiones y acciones.
  • Respeto por si mismo: son las relaciones garantizadas por la imparcialidad y la rectitud, evitando subjetividad y con el norte de seleccionar siempre al mejor.
  • Moralidad: es la aceptación de las disposiciones vigentes, como base de las actuaciones de la función.
  • Lealtad: es la fuerza impulsiva del compromiso asumido por el personal, con base en las expectativas que se tienen al respecto al aporte y actuación individual, propiciando un ambiente de confianza, que permita aprender de las experiencias.
  • Estabilidad laboral: es factor motivador en un ambiente armónico, impulsado con motivación, alegría y dedicación, inspirando optimismo y ánimo en nuestro entorno laboral. La manifestación de diversos puntos de vista, ideas e iniciativas que incrementen el valor del ente es estimulada y valorada entre los miembros de la organización.
  • Competencia: es el conjunto equilibrio de factores de comportamientos observados en la realidad cotidiana del trabajo, en función a las aptitudes, rasgo de personalidad y conocimientos adquiridos.

De esta manera, se describen los valores organizacionales de la Seccional, caracterizada por su espíritu emprendedor y la constancia dedicada al logro.

 
ARRIBA
SOITAVE Carabobo © 2001-2004. Todos los derechos reservados.
Sitio hospedado y registrado por el Grupo ConValor © 2001-2004. Todos los derechos reservados.